11.04.2006

Osarial

















Si no se pierde la pulpa envenenada
la blanda carne que enmudece
en rígidas esfinges disfrazadas...

Si no embiste el mármol derretido
su semilla de piedra y argamasa
sobre mis rieles herméticos y análogos
sobre mis bocas de sange y madrugada...

Si no se encuadra tu lengua ensalivada
en el disímil y cavernoso andén
que has abordado y desbordado,
que ha convidado y ha trazado
la bitácora de quimeras tan mojadas...

Si no se incauta la piel que con mordidas
se embriaga de delicia y pasionaria
vuelve y trepa hasta la boca embrutecida...

¿Qué de los osarios revestidos de lamento
y de las grutas silenciadas a aspavientos?
¿Qué de las fisuras, de los huecos escondidos
del mañana que no llega, del desvelo?

Si no se enjaula la erizada historia de la piel
ni la reacción de la carne ante el recuerdo:

¿Qué del desconsuelo?

5 comentarios:

Antagónica dijo...

joder! me ha encantao.

sobre todo esta estrofa:
"Si no se encuadra tu lengua ensalivada
en el disimil y cavernoso anden
que has abordado y desbordado,
que ha convidado y ha trazado
la bitacora de quimeras tan mojadas."

saludos!

Arolternell dijo...

EStá muy bien.

Un saludo y una invitación para mi blog,a tí y a todos.

matlop dijo...

quimera

más sutil!

mi despertar dijo...

Realmente tu poema es muy bueno

mi despertar dijo...

Estuve mirando tu blog es realmente bueno